Reestructuración de grupos de trabajo


#1

Antecedentes

Desde que entré en la asociación me he ido dando cuenta del inmenso número (bueno quizá me he pasado un poco) de grupos de trabajo que hay en LibreLab. Después de hablar con algunos socios sobre el tema he pensado en una nueva estructura para los proyectos que se hacen desde la asociación. Creo que estos cambios fomentarán la participación y ayudarán a la asociación a centrarse en proyectos más colaborativos.

Modelo propuesto

El modelo que propongo gira en torno a dos conceptos, el de comisión y el de grupo de trabajo. Empecemos definiéndolos:

Comisión: órgano dentro de LibreLab, compuesto por cualquier número de personas, encargado de una tarea interna de la asociación.

Grupo de trabajo: grupo de personas interesadas en avanzar un proyecto conjuntamente.

Un ejemplo de comisión sería la Comisión de Redes Sociales. Esta comisión podría estar formada por cualquier número de personas (incluso por 0 en momentos puntuales) y su actividad no tiene porqué ser alta.

Un ejemplo de grupo de trabajo sería el de LiberarFDI. Como opino que los grupos de trabajo deberían ser el tronco de LibreLab, voy a dejar de lado las comisiones y voy a centrarme en profundizar el concepto de grupos de trabajo.

Tipos grupos de trabajo

Distinguimos entre dos tipos de grupos de trabajo:

  • Grupo de trabajo permanente: se considera que el grupo de trabajo forma parte de los principios de la asociación y, por lo tanto, siempre debe estar activo.

  • Grupo de trabajo no permanente: se formará un grupo de trabajo de este tipo cuando éste vaya a ser disuelto en el futuro. No tiene porqué haber una fecha concreta de disolución. Estos grupos de trabajo pueden ser útiles para eventos puntuales o que se repitan periódicamente.

Funcionamiento de los grupos de trabajo

Para que un grupo de trabajo sea considerado de esta forma debe reunirse un mínimo número de veces al mes. Este número será decidido por sus integrantes. Esto se hace para que los grupos de trabajo sean activos y no tengamos mil grupos, la mayoría muertos. El encargado de organizar las reuniones y de promover la actividad en el grupo es el coordinador. Éste debe ser un miembro que destaque por conocer del tema en cuestión y por animar con éxito a la gente a participar en él. Además, sirve como punto de referencia al que pueden consultar los nuevos miembros.

Los grupos de trabajo son grupos horizontales en los que todas las decisiones se toman democráticamente. El coordinador sirve para promover la actividad en el grupo de trabajo y para ser un punto de referencia, en ningún momento tendrá más poder que los miembros del grupo de trabajo o que los socios de LibreLab.

Conclusiones

Con esto termino mi propuesta. Espero que sirva para animar a la realización de proyectos colaborativos.


Fomentar y potenciar la participación en proyectos
#2

Me parece una buena forma de estructurar y organizar :slight_smile:
Me gustaría añadir que, de llevarse a cabo esta estructura, quedase reflejada en algún lugar donde cualquiera pueda consultarlo.


#3

Me parece genial la idea @jorge-jbs!!

Lo que creo que va a ser más difícil es conseguir a esos coordinadores, porque el problema es que hay poca gente dispuesta a comprometerse a algo, incluso aunque sea una hora al mes :frowning_face:

Ojalá encontremos a más gente motivada como tú dispuesta a mantener un proyecto :sweat_smile: O encontremos maneras para motivar o recompensar a los coordinadores.


Documentar y organizar procesos y documentos oficiales